martes, 19 de junio de 2007

el proceso

otra vez estoy en época de parciales. pareciera que no termina más. la idea de estar siendo evaluada todo el tiempo, durante el transcurso de los muchos años que dura la carrera de letras empieza a ser cada vez menos una alucinación paranoica para convertirse en una verdad de facto. realmente es como estar dentro de un cuento kafkiano. es más, no mentiría si dijera que me siento un insecto nerdoso y cavernículo. ¿dónde está mi gregor samsa, entonces?. ahora, hoy, esta noche, tengo que terminar el parcial domiciliario para entregar mañana, ya, dentro de un rato. entonces me voy a despertar, caminar en procesión por los pasillos laberintezcos de puan y me voy a detener, finalmente, ante la ley.
.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

putita.

sol dijo...

si darling ya se: estoy desaparecida.. prometo volver pronto.

EmmaPeel dijo...

Es junio doña, mes pesado

que sea leve

Funes dijo...

no sea exagerada
querida

arriba el ánimo
y las copas

LES_taff dijo...

el problema no es tanto cuando te evaluan normalmente si no que cuando te evaluan comparativamente a 500 tipos ultracompetitivos que hicieron clases preparatoires maquinamente para estar aca... Y lo triste es que quedan 2 semanas para los examenes...

franko dijo...

ya va a pasar y de vuelta a la foto de botellas y botellas

Trimalciónida dijo...

llegué de casualidad aca y me parece que te conozco de los pasillos puanescos, del seminario de muschietti creo también, bueno ya pasará junio (y empieza julio y los finales ja)

Juan Manuel Mascali dijo...

Totalmente. Ahora ¿qué estás leyendo? Todo bien? Buenísimo.

mtamalet dijo...

ante la ley.
como el texto de sartre (o de kafka?) Vaya duda..
en todo caso, banquito y a esperar.

sol dijo...

juan: ahora ahorita estoy leyendo "nadie nada nunca" de Saer

mt: es de kafka, después tomado por derrida..

Martín dijo...

Laberinto, Puan, etcetera. A todos nos siguen faltando dos años para terminar la carrera!! Me quedé pensando en eso de "En donde estará mi Gregor Samsa ahora?" ¿Eco poético?
Que se io... abrazos! Voy a seguir leyéndote!