viernes, 7 de septiembre de 2007

la insoportable levedad del ser


Poco espacio me queda ahora para otras cosas. Mis tres grandes ocupaciones son la facultad, la revista y la escritura. Con la primera estoy haciendo el último esfuerzo, ya que este cuatrimestre termino de cursar. Después solo quedan los finales. Con la segunda estamos arrancando a toda máquina, gracias a mi socio y a muchos amigos y colaboradores que le ponen onda, nos alientan y nos acompañan. Con la tercera soy intermitente. Periodos de mucha actividad seguidos de una calma infinita. Este año está dividido en mis tres musas, mis tres pesos pesados, mis tres pasiones llenas de gula. Fuera de estos gigantes, solo queda el molino fatigado de mi cuerpo minúsculo, que se deshace en una nada y desaparece.

3 comentarios:

Funes dijo...

A veces también me pregunto lo mismo... ¿Cuánto tiempo aguantaré con tantas cosas lindas a mi alrededor y tan solo tres en la lista de prioridades?

Pero veo que lo resuelve muy bien... aguante no - retornable, che.

diego dijo...

¿nos vemos el 23, no?

¡feliz primavera!

Bruno "el wheelwrigth" Pesci dijo...

Esto de los blogs... uno hace clok acá, clik allá y cuando quiere acordarse no sabe donde termino. Lo bueno de eso es que se puede llegar a buen puerto; la verdad es que me entretuvo mucho este blog. Hay cosas muy interesantes.


Con respecto a ésta reflexión, creo que es envidiable. ¿o no? No sé. Es que extraño mucho ese tipo de cosas.


En fin. Saludos.

Bruno.