jueves, 4 de septiembre de 2008

frases célebres


Dos anécdotas contadas por Mauro Libertella:

1) Mis viejos estaban caminando por una calle de México cuando se cruzan con Borges y lo encaran “Hola Señor Borges”. Cuando se detiene, le dicen “Somos dos escritores argentinos”, ante lo que éste responde “Que casualidad, yo también”.

2) En un encuentro con el ya famoso García Márquez mi viejo le dice, en una mezcla de admiración con tono jodón, “Te puedo tocar el brazo, para mi colección de brazos” y el escritor le responde “Sí, pero guarda que quema, chico”.

3 comentarios:

Fran dijo...

Que grosos posta eh!

Anónimo dijo...

hijo de héctor libertella y tamara kamenszain?

sol dijo...

Sip