domingo, 28 de octubre de 2007

mandona

El viernes nos fugamos de la facu con Javi, Ine y el niño para ir a El nacional a ver a Gaby Bex. Llegamos temprano, así que antes fuimos a comer unos choripanes con papafritas.. bomba total!! Cuando por fin entramos estaba bastante vacío y pudimos sentarnos en una mesita. Al rato el lugar estaba repleto, sobre todo de divos que se paseaban moviendo la colita como cachorros excitados. Ella, la star, se hizo rogar y, una hora más tarde de lo anunciado en el flyer, se empezaron a oír los chistidos de la tribuna caliente. Salieron del camarín, como si fuera la cartera de Mary Poppins, muchas chicas y chicos, entre ellos el maquillador. Las luces disminuyeron y empezaron a sonar los primeros acordes.
La Bex iba en un vestido rojo con mangas de tul que parecía hecho por manos semi-amateurs ("agradezco a mi mamá por haberme hecho el primer vestido" dijo al final de su show). Cantó los lentos Sutil, Amor X, entre otros, moviendo las manos y tratando de afinar lo mejor posible. El público hablaba bastante, interrumpiendo la performance, aunque después la aplaudía eufóricamente al final. Luego de los lentos declamó una poesía mientras arrojaba plumas desde el balcón y se encerró de nuevo en su camarín.
Hubo un intervalo para después retomar con la música electrónica. Bex apareció con un vestido y una boa negra, la cual no se pudo sacar porque se le enredó. Con una cara mucho más descolocada y una voz que ya no tenía ni un atisbo de la solemnidad que pretendía al principio, se puso a cantar sus temas taquilleros. La tribuna explotó con Palpito papito, canción con la que se despidió, aunque la insistencia hizo que después agregara una más al repertorio.

2 comentarios:

ángel exterminador dijo...

qué lindo que la pasé el viernes! jiji

el niño estaba como loco...

besos
mar!

Miss Banfield dijo...

no canto, "no es fácil ser una chica fácil", canción de contundente realidad.