jueves, 14 de agosto de 2008

First class digital shit


Como era de esperar, en Urban Art no podía faltar el hip hop como parte de la cultura callejera ni las intervenciones urbanas. El evento principal del domingo fue la instalación de video que llevaron a cabo los VJs berlinenses Florian Sebald y Jan “Honza” Taffeit, ambos de Pfadfinderei, junto con el DJ argentino Daleduro. Subidos al escenario, frente a frente como si fuera un duelo visual-musical, estos dos artistas invitados complementaron los ritmos electrohiphoperos con las imágenes que se proyectaban en tres gigantescos plasmas. A lo largo de su VJing improvisaron con el tempo y superpusieron dibujos con fotos, alternando los motivos on stage.

Autodefinido como “first class digital shit”, Pfadfinderei es un estudio de diseño internacional que, principalmente, se divide en tres áreas: diseño corporativo (comunicación visu- al de marcas y compañías), produc- ción (tareas como diseños móviles, ar- mado de video y fotografía panorá- mica) e instalación (visualización en vivo de música e instalaciones multimedia). Si bien el estudio está formado por especialistas dedicados a distintas áreas que trabajan juntos como un colectivo, a la capital porteña llegaron únicamente estos dos alemanes treintañeros, los mismos que le hicieron la instalación a Louis Vuitton en los Campos Eliseos, trabajaron con el sello discográfico B-Pitch Control y que participaron de Nokia Trends, MTV Europe Music Awards, Watergate, Mayday festival y Latinland, entre otros. “Somos siete personas y cada uno hace una parte distinta. Por ejemplo, dos personas hacen tipografías y tenemos una persona que sólo hace informática. Hace ya diez años que trabajamos en grupo”, dijo Honza.

Vinculados a grandes empresas, este dúo consigue lograr un equilibrio entre el trabajo de corte más formal y sus instalaciones visuales. “Trabajamos con marcas para tener la posibilidad de viajar y hacer instalaciones. Es una especie de balance”, explicó Florian y agregó: “Las empresas no nos dicen lo que tenemos que hacer. Simplemente nos contratan y nos ponen ciertos límites muy concretos y lógicos. Pero es un lindo equilibrio que resulta al trabajar con el tema de presupuestos, objetivos y en contacto con el público. Todos los proyectos que hacemos los disfrutamos porque elegimos lo que hacemos.”

Ante la pregunta sobre su trabajo, Florian dijo que “La tendencia es MTV, pero es interesante a dónde se puede llegar mezclando texto e imágenes, de eso se trata el VJing, nosotros trabajamos con la música, particularmente con Modeselektor.” En su montaje de video y gráfica usan grandes formas, donde predomina el monocromatismo y algunas geometrías simples, que dan cuenta de cierta influencia de la Bauhaus. Entre la mezcla de estilos de fusión electro, ellos intentan encontrar un estilo propio, un camino. Esta idea de visualizar caminos, es la que le da el nombre al estudio del que forman parte, ya que Pfadfinderei significa algo así como “pathfinders”, “buscasenderos”.

Por el momento, su camino oscila entre un arte gráfico empresarial y un underground que experimenta con el video. Con un pie en cada lado, sostienen una producción amplia y heterogénea, que muestran a lo largo de todo el mundo. No hay dudas de que estos berlinenses dan en la tecla a la hora de armar sus instalaciones. ¿Por qué? La respuesta la dio Honza: “Ellos nos contratan porque piensan que nosotros sabemos lo que el público joven quiere ver y sentir”.


X: SOL ECHEVARRÍA / Foto: AXEL CHAULET
publicado acá

1 comentario:

PAU dijo...

AHÁ.. MIRA QUIEN VOLVIO!!
JEJEJE.. PILLINA