miércoles, 11 de abril de 2007

El principito


Necesité mucho tiempo comprender de dónde venía. El Principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías. Fueron palabras pronunciadas al azar, las que poco a poco me revelaron todo. Así, cuando distinguió por vez primera mi avión (no dibujaré mi avión, por tratarse de un dibujo demasiado complicado para mí) me preguntó:
-¿Qué cosa es esa?
-Eso no es una cosa. Eso vuela. Es un avión. Es mi avión.


Antoine de Saint-Exupéry, el autor de El Principito, era aviador. Lo que no tenía ni idea es que fue el fundador de Aero-Posta, la empresa que años más tarde se convertiría en Aerolíneas Argentinas. Tampoco hubiera podido imaginar que el principito era un niño que mantenía relaciones homoeróticas con el zorro. Mucho menos que al final comete suicidio y, cito: "es deborado por los coyotes". Nunca volveré a mirarlo con los mismos ojos. Nunca.

9 comentarios:

Choibo dijo...

Nooo!

Me pasó lo MISMO. El otro día escuché en la radio la historia de Saint-Exupéry. Y si llego a releer El principito, me va a pasar eso. Tenía otra figuación mental. Y bueno.

EmmaPeel dijo...

esta vez (sólo por esta) me puedo negar a saber?

Juanma dijo...

La verdad que siempre odie al principito, odiaba que me hablaran del principito, odiaba que me dieran cariño pensando en el principito, o no, pero así me lo imaginaba yo al afecto entre las personas. Es como que no había razón de ser entre una cosa y la otra. Mi hermana lo leyó, no sé si le gustó, creo que sí porque lo veía en su mesa de luz. Me gustaba que mi hermana leyera al principito, me gustaba que leyera, pero no me gustaba que me hablen del principito.

diego dijo...

ja, buen resumen,
a mí no me cayó nunca muy simpático el pequeñejo (como al post anterior) pero sí conocí gente a la que quiero mucho y a la que le encantaba, así que siempre me mantuve cortesmente distante del tema...
los espacios en blanco en este tipo de historias son temibles, como los coyotes

Fideos y Fideos dijo...

Asì que cursas con Link.
Saludos compañera.
M.

defecto föhn dijo...

Fue "deborado (¿con b?) por los coyotes". Triste fin para el petit morfeta.

sol dijo...

ups. horrores de ortografía

R101 dijo...

Además iba de vacaciones a Ostende. Al Viejo Hotel de Ostende.

Nucífora dijo...

Yo tb curse con Link este cuatrimeste......que lástima que nunca nos cruzamos