martes, 17 de abril de 2007

Zoo

- Mamá tenía cinco gatos. Cada vez que huele a pis de gato me acuerdo de casa.
- Los años dorados
- ¿Vos tuviste mascotas cuando eras chica?
- Sí, montones: un perro, peces de colores, dos hámsteres, un pato y un conejo.
- ¿Un conejo?
- Sí, un conejo.
- ¿Un conejo?
- Sí, un conejo blanco con ojos rojos.
- Pero, ¿un conejo de verdad? No está nada mal.
- No, no está mal.

.

10 comentarios:

gerund dijo...

Nada mal! :)

Matías Pailos dijo...

Un tortuga. Tenía una tortuga, que fue asesinada.

EmmaPeel dijo...

Conejo, perdices, cotorritas, benteveos, tortuga, y obvio que perros, peces y gato (un único e inolvidable gato llamado mamilo)

el conejo murió bajo las ruedas del micro escolar, un día que se obstinó en salir a recibirme

Nina de Papuza dijo...

Una cotorra, en el porche de un casita de Devoto, que atrajo a un cotorro, que una vez se quedó, la puso bajo contról, al fondo de la jaula y ya no la dejaba acercarse a nosotros...
Machista el bicho.

Luis! dijo...

Jaimito dijo que tenía un unicorinio un moby dick un ave fenix una tortuga gigante un loro pelado un gato con botas un cienpies que andaba rengo un dragon una sirena una mancuspia y lo mandaron a dormir

¡y sin comer!

por las dudas: yo tengo una gatita negra.

Barna dijo...

Los conejos son animaes fragiles, mueren demasiado facil los condenados...

Juanma dijo...

Tal cual. Tuve una gata que se llamaba Sheena, y era increíble, porque cuando le decía ¡Sheena is a punk rocker! se trepaba al fresno que había frente al balcón de casa. También tuve muchos perros, una pekinés, dos pekinés, una perra común y corriente que se llamaba Puky, una Doberman que se llamaba Canela, y un perro que se llama Bruss.

Maru dijo...

No era algo así como...difícil y complicado? Sobre todo a lo que necesidades se refiere?

sol dijo...

no sé, fue hace mucho. sólo me acuerdo que era suave y medio arisco. también que le gustaba esconderse. y comer, sobre todo comer

C.E dijo...

Se escondió y se vino a vivir a la parte de atrás de este edificio, que casualmente está a tres edificios del tuyo. Estuvo viviendo en el estacionamiento un año entero: estaba gordo, arisco y un día lo encontré en la vereda y lo tuve que entrar. No sé si será tu conejo, pero es mucha casualidad dos conejos en la misma cuadra.