viernes, 8 de febrero de 2008

crimen organizado


La mafia literaria se reunió ayer en el Pacha para recibir el año con una lectura poético-narrativa. Fue mucha gente, la mayoría parecía más guiada por el espíritu de reencuentro que por el interés en las lecturas programadas, a juzgar por la dispersión de los concurrentes. Los tres primeros poetas que leyeron (Martín Rodriguez, Francisco Garamona y Luis Chaves) me gustaron, aunque me llamó la atención las imágenes estrambóticas que usó el primero. No recuerdo con exactitud, pero eran algo así: "un cuerpo de algodón en forma de cruz", "despertar con tres albinos metidos en bolsas de consorcio", algo de una uva en no sé donde. Extraño, pero no seguí el flash lisérgico así que me distanció bastante. Después, creo que Garamona fue el que más me gustó y Chaves estuvo bien pero un poco repetitivo con una serie de "muletillas" que reaparecían en todos los versos. En un momento, la obsesión se trasladó de la escucha a una pequeña olla en la que hacían un guiso con poyo. Yo no lo probé. “Es de paloma”, me dijo alguien al oído y me asqueó. Al segundo round, el de narrativa, debo confesar que no fui sino que me quedé charlando afuera, bajo la lluvia.

5 comentarios:

Juan dijo...

Me encantan tus crónicas!

luciana dijo...

hay febrero en el Pacha_
ufa, yo quer[ia ir.
avisennnnn!

Anónimo dijo...

por fin volviste loquita...

Funes dijo...

el próximo es el 20 Luciana...

sol dijo...

que haríamos sin el memorioso de Funes!!